Unimos naturaleza y ciencia para cuidarte

Las 10 preguntas que debes hacerte para mantener tu sistema inmune

Las 10 preguntas que debes hacerte para mantener tu sistema inmune

Publicado: 4 octubre, 2022 | 5'

Cómo mantener tu sistema inmunitario, 10 dudas frecuentes respondidas por especialistas

El sistema inmunitario o sistema inmunológico es un conjunto de elementos celulares y procesos que se activan para defender nuestro organismo de la agresión de un cuerpo extraño.

Para mantenerlo en óptimas condiciones, es fundamental prestar atención a la nutrición. El doctor Luis Gutiérrez Serantes, médico y divulgador, nos ayuda a resolver las dudas más frecuentes para saber cómo mantener el sistema inmunitario ‘a punto’.

1. ¿Hay épocas del año que afectan al sistema inmune?

En la población sana, existen diferencias en las funciones inmunitarias dependiendo de la genética, edad, sexo, hábitos como fumar, consumo de alcohol, vida sedentaria, estrés, etc. Incluso en mujeres influye el estadio del ciclo menstrual en el que se encuentren.

Los cambios estacionales también son uno de estos factores que influyen en el sistema inmune, especialmente las temperaturas más frías pueden afectar el rendimiento del sistema inmunológico, apareciendo las típicas molestias en garganta, nariz, entre otros.

2. ¿Cómo saber si mis defensas no están “a punto”?

Hay algunos signos o síntomas que pueden indicar que las defensas del organismo pueden no estar “a punto” y es importante prestarles atención. Algunos de estos signos son:

  • Cansancio excesivo.
  • Debilidad del cabello o caída excesiva.
  • Infecciones recurrentes como los herpes.
  • Ojos secos con frecuencia.
  • Enfermedades simples que tardan más de lo habitual en mejorar como la gripe.
  • Diarrea.
  • Heridas que tardan demasiado en cicatrizar.

Es por esto por lo que cuidar la alimentación durante todo el año es fundamental para mantener en pleno funcionamiento nuestras defensas.

3. ¿Hay alimentos que ayudan a nuestro sistema inmunitario?

Todos los alimentos, en su conjunto, y los nutrientes que los componen son fundamentales para el correcto mantenimiento del sistema inmune. Lo más importante es seguir una alimentación equilibrada como, por ejemplo, la dieta mediterránea, que puede beneficiar nuestro organismo por su rico contenido en nutrientes, vitaminas y antioxidantes.

Esta alimentación saludable puede ser complementada en ciertos momentos, como los cambios de estación o el invierno, con suplementos alimenticios ricos en vitamina A, vitamina C, vitaminas del grupo B (B6 y B12), vitamina D o zinc, entre otros, que contribuyen al normal funcionamiento del sistema inmune.

4. ¿Hay vitaminas que ejercen efectos positivos en las defensas?

 

Las vitaminas colaboran en la óptima función del sistema inmunitario en tres niveles: reforzando las barreras físicas (piel y mucosas), en la inmunidad celular (que depende de los tipos de glóbulos blancos), y en la inmunidad humoral (producción de anticuerpos).

Por ejemplo, la vitamina A juega un papel primordial en el desarrollo y mantenimiento de las mucosas de nuestro cuerpo (ojos, nariz, boca) y de la piel, que son nuestras primeras barreras de defensas frentes a los agentes nocivos; mientras que el grupo de vitaminas B son fundamentales para todos los procesos del cuerpo, y ayudan en el metabolismo energético que es fundamental para que el sistema inmunológico pueda actuar.

5. ¿Por qué la Vitamina C es útil para el sistema inmune? ¿Qué formulaciones son mejores?

El ácido ascórbico (vitamina C) es el antioxidante no enzimático más abundante del tejido humano. Protege a las células frente al estrés oxidativo y, como ha demostrado en numerosos estudios, contribuye a una función normal del sistema inmune.

La vitamina C se encuentra presente en muchas frutas y verduras. También se puede complementar una dieta variada y equilibrada a través de suplementos alimenticios que contienen vitamina C.

Dado que se trata de un agente altamente inestable frente a factores ambientales como la temperatura, el pH, la luz y el oxígeno, existen formulaciones de vitamina C que consiguen mejorar la estabilidad y biodisponibilidad de la vitamina C, como el formato liposomado.

 

6. Además de la alimentación, ¿qué más podemos hacer para mantener el sistema inmune?

Sistema inmune ok

Junto a una alimentación equilibrada y sana, podemos ingerir los nutrientes mediante complementos alimenticios que contengan ingredientes que favorezcan la normal función inmune, que se pueden presentar en diversos formatos.

Además de la alimentación, dormir al menos ocho horas diarias, practicar ejercicio físico, mantener un ritmo de vida más relajado en la medida de lo posible, evitando situaciones de estrés, son también hábitos que favorecen el buen funcionamiento de nuestras defensas.

7. ¿Qué ingredientes naturales ayudan al sistema inmunológico?

Aparte de las vitaminas, los minerales como el zinc, el selenio, el hierro y el cobre contribuyen al normal funcionamiento del sistema inmune, propiedad saludable reconocida por la EFSA.

Así mismo, ingredientes naturales procedentes de fuentes vegetales presentan esta propiedad saludable, tales como el sauco y el espino amarillo, y el hongo reishi es también reconocido por su efecto sobre el sistema inmune (EFSA on hold).

8. ¿Cuándo se deben tomar suplementos o complementos alimenticios?

Lo primero es establecer que los complementos alimenticios tal como lo define la AESAN: “son alimentos cuyo fin es complementar la dieta normal. Consisten en fuentes concentradas de nutrientes o de otras sustancias con efecto nutricional o fisiológico.”

Con las técnicas actuales de laboratorio se pueden determinar en una persona los niveles de ciertas vitaminas o minerales que, con la orientación de un facultativo, se determinan los ajustes alimentarios a efectuarse, los cuales pueden ser complementados con suplementos alimenticios.

Hay dos premisas básicas a la hora de tomar complementos alimenticios: primero siempre consultar con un profesional sanitario para obtener una mejor orientación. Y segundo seguir siempre las instrucciones del modo de empleo y las dosis recomendadas.

9. ¿Y los niños? ¿Cómo ayudar a mantener el sistema inmune de los niños?

En el caso de los niños que se encuentran en fase de crecimiento y desarrollo, el principal enfoque es una correcta nutrición basada en que la ingesta alimentaria debe ser suficiente para mantener en condiciones óptimas su salud general, y su sistema inmune en particular.

En determinadas circunstancias se puede complementar la alimentación con suplementos alimenticios para un aporte extra de micronutrientes, vitaminas y minerales, siempre de la mano de un facultativo.

10. ¿Tiene contraindicaciones tomar complementos alimenticios?

Hasta el momento los complementos alimenticios no han registrado contraindicaciones, más bien advertencias de uso. Las advertencias avisan cuando algún ingrediente puede tener algún efecto no deseado, por ejemplo, en personas alérgicas a los productos procedentes de la abeja, aquellas que puedan estar tomando ciertos fármacos como los anticoagulantes, en mujeres embarazadas y lactantes, entre otros.

Siguiendo correctamente las instrucciones de uso es muy poco probable que se produzca algún efecto no deseado. Por eso es importante leer debidamente el etiquetado y seguir la orientación de un facultativo.

  Referencias


Contenido elaborado por los especialistas del área de Información Científica de MARNYS con la colaboración del Dr. Luis Gutiérrez Serantes. Este artículo es informativo y no sustituye la consulta de un especialista.

Sobre el especialista

El Dr. Luis Gutiérrez Serantes es Licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad Complutense de Madrid, autor de numerosos libros y divulgador de salud en Radio y Televisión. Conocido por su participación durante cerca de veinte años en el programa ‘Saber Vivir’ en TVE.



DESCUBRE EL CATÁLOGO DE PRODUCTOS MARNYS