Unimos naturaleza y ciencia para cuidarte

Lesiones deportivas: ¿por qué se producen y cuáles son las más frecuentes?

Lesiones deportivas: ¿por qué se producen y cuáles son las más frecuentes?

Publicado: 23 enero, 2023 | 8'

Con la ayuda de la doctora Yaiza Acosta, especialista en medicina física y deportiva, y María Mercedes Sánchez, responsable del área de Información Científica de MARNYS, vamos a comprender qué son las lesiones deportivas y cuáles son las más frecuentes.

¿Qué es una lesión deportiva?

Una lesión deportiva puede definirse sencillamente como el resultado de la aplicación de fuerza sobre una parte del cuerpo que sobrepasa su capacidad de resistencia afectando el funcionamiento de la estructura, y que se produce como consecuencia de la actividad deportiva, física o del ejercicio.

¿Por qué nos lesionamos?

Como explica la Doctora Acosta: “las lesiones se producen por una interacción de diferentes eventos y factores de riesgo”. Así, tenemos que los factores implicados pueden ser intrínsecos (dependen del deportista) o extrínsecos (asociados al ambiente).

Factores intrínsecos

  • Edad: al aumentar la edad, aumenta el riesgo de presentar lesiones deportivas debido a una condición física menor o a afecciones óseas, como la osteoporosis.
  • Crecimiento: durante esta etapa los cartílagos son más susceptibles a la presión repetitiva, por lo que pueden presentarse desequilibrios musculares y con ello lesiones.
  • Género: algunas lesiones son más frecuentes en hombres y otras, en mujeres.
  • Composición corporal: influye el peso que deben soportar las articulaciones, la densidad mineral ósea, la masa de tejido magro, etc.
  • Factores nutricionales: los niveles inadecuados de minerales como el calcio o el magnesio, o de vitaminas como la vitamina D pueden ser factores asociados a lesiones.
  • Lesiones previas: pueden proporcionar inestabilidad articular o si ha habido una rehabilitación no adecuada predisponen a nuevas lesiones.
  • Acondicionamiento físico: cómo se use la fuerza, la potencia muscular, el consumo de oxígeno y los rangos de movimientos articulares, determinará el riesgo de lesiones.
  • Técnica deportiva: una ejecución inadecuada de la técnica deportiva puede producir lesiones de tipo aguda o por uso excesivo.
  • Estado mental: actualmente es reconocido que el estado psicológico del deportista es fundamental para evitar las lesiones deportivas.
  • Otros: hormonales, sustancias tóxicas, enfermedades metabólicas, fármacos y condiciones anatómicas.

Factores extrínsecos

  • Régimen de entrenamiento: hay lesiones que ocurren por una falta de calentamiento, o por una progresión demasiado rápida en el entrenamiento y/o por descanso insuficiente.
  • Equipamiento para la práctica deportiva: debe estar adaptado a las especificidades del deporte o ejercicio a desempeñar. Un equipamiento deportivo no apropiado puede provocar lesiones.
  • Superficie del campo de práctica o de competición: cuando los deportes se practican en superficies irregulares, blandas o demasiado duras, se puede incrementar la incidencia de lesiones deportivas.
  • Factores humanos: las exigencias tanto de familiares, compañeros, entrenadores y la propia, pueden llevar a una sobrecarga física e incrementar el riesgo de lesiones.

¿Cuáles son las lesiones más frecuentes de las personas que practican deporte?

Lesiones deportivas

Las lesiones deportivas se asocian comúnmente al sistema musculoesquelético, que comprende los músculos, huesos, articulaciones y sus tejidos conectivos, como los tendones y ligamentos”, señala Acosta.

Los datos indican que las lesiones deportivas más frecuentes son aquellas que afectan a las extremidades inferiores. Como sostiene María Mercedes Sánchez, “entre el 50 y el 86% afectan a las articulaciones de tobillo y rodilla, mientras que las lesiones en extremidades superiores suponen solo un 17%7.

Por tipo de lesión, son más frecuentes las lesiones por sobrecarga en aquellas actividades deportivas sin contacto físico (correr o trail running, atletismo, etc.). Por su parte, “en los deportes de contacto físico (fútbol, baloncesto, etc.) son las lesiones agudas las que se suelen presentar con mayor frecuencia”, añade María Mercedes Sánchez.

En cuanto al tipo estructural de lesiones, las de tipo ligamentosas son las más frecuentes, con entre un 20 y un 40% de la incidencia, seguidas de las lesiones musculares con un 20 a 30% de incidencia. Las que afectan al tejido óseo son las menos frecuentes, las fracturas suponen entre el 3 y el 10 % de las lesiones.7,8

Tipos de lesiones deportivas más frecuentes

Según el tejido afectado, las lesiones más frecuentes entre los deportistas son:

  • Esguinces: son lesiones de los ligamentos que envuelven las articulaciones sinoviales del cuerpo (bursitis -hombro, codo y rodilla-, síndrome de atrapamiento -manguito rotador hombro-, bursitis trocantérea, esguince del cuádriceps, esguince de los isquiotibiales, esguinces del ligamento colateral medial y del ligamento cruzado anterior -rodilla-, desgarro del menisco, esguince de pantorrilla, esguince del tendón de Aquiles, etc.).
  • Distensiones: son lesiones de los músculos, los tendones o la unión entre estos dos (codo de tenista/golfista, síndrome del túnel carpiano o cubital, rotura del tendón del tríceps braquial, distensión de ligamentos de la espalda, osteítis púbica, tendinitis del psoasilíaco, tendinitis de los aductores, tendinitis rotuliana -rodilla de saltador-, tendinitis del tendón de Aquiles, tendinitis del tendón del tibial posterior, tendinitis del peroneo, supinación, pronación, sesamoiditis -tendones del hueso sesamoideo del pie-, fascitis plantar, entre otros).
  • Contusiones: se producen por golpes en la superficie del cuerpo que comprimen los tejidos subcutáneos y la piel (hematomas en el bíceps braquial, hematoma pélvico, contusión en los músculos del cuádriceps o de los isquiotibiales cerca del fémur, etc.).
  • Fracturas: son fisuras o roturas óseas (codo de lanzador, clavícula, fracturas por estrés, condromalacia rotuliana -rodilla de corredor-, fractura de tobillo, entre otros).
  • Luxaciones: se produce cuando hay un desplazamiento de las superficies contiguas de los huesos que forman una articulación (muñecas, tobillos, hombro, subluxación de la rótula, subluxación -dislocación- del tendón del peroneo, etc.).

¿Cuándo se considera que una lesión es grave o aguda?

Dentro del ámbito de la medicina deportiva hay cierta controversia sobre cómo definir exactamente una lesión deportiva y su alcance”, explica María Mercedes Sánchez. Según la Academia Americana de Cirujanos Ortopédicos las lesiones agudas son “caracterizadas por un inicio repentino, como resultado de un hecho traumático”.

Es decir, las lesiones agudas se producen por hechos significativamente traumáticos y repentinos (por ejemplo, las fracturas de hueso, las distensiones de músculos y tendones, entre otros), manifestándose con dolor, edema y pérdida de la capacidad funcional.

¿Cuándo se considera que hay una lesión crónica?

En el caso de las lesiones crónicas, éstas se van desarrollando progresivamente.

La Academia Americana de Medicina Familiar define las lesiones crónicas como aquellas “caracterizadas por un inicio lento e insidioso, que implica un aumento gradual del daño estructural”.

Por ejemplo, aclara Sánchez, serían “las lesiones por sobrecarga en las que el deportista ha hecho movimientos repetidos y continuos, como correr”.

Al igual que las lesiones agudas, las lesiones crónicas también cursan con los mismos síntomas, causando dolor, edema y pérdida de la capacidad funcional. Sin embargo, “si la zona o área lesionadas no se manejan adecuadamente con atención médica, pueden llevar a un deterioro progresivo del tejido, especialmente los músculo-tendinosos”, añade la Dra. Yaiza Acosta.

¿En qué tipo de deportes son más frecuentes las lesiones?

A nivel general, nos explica la responsable de información científica de MARNYS, “las investigaciones que se han realizado sobre la incidencia de lesiones deportivas revelan que lo que más influye es la frecuencia de la práctica deportiva”. Es decir, “cuántas más horas de deporte practiquemos, más posibilidades tenemos de sufrir una lesión”, asegura.

También influye si el deportista está simplemente haciendo ejercicio físico, entrenando o compitiendo.

Por ejemplo, vemos que las tasas varían entre 1,7 y 53 lesiones por 1.000 horas de práctica deportiva; entre 0,8 y 90,9 por 1.000 horas de entrenamiento; entre 3,1 y 54,8 por 1.000 horas de competición; y de 6,1 a 10,9 por 100 juegos. Dichas variaciones son debidas a la pluralidad de las actividades deportivas, edades, países, tipo y nivel de la competencia, entre otros.8

¿Se lesionan más los hombres o las mujeres? ¿Existe una diferencia por sexo?

Lesiones deportivas en mujeres

En general, “sí existen algunas diferencias de género en el riesgo de sufrir una lesión deportiva”, sostiene la doctora Acosta. Y es que son las mujeres las que tienen mayor riesgo de padecer una lesión deportiva7.

¿Y según la edad? ¿A partir de qué edad nos lesionamos más?

La edad también afecta a la incidencia de lesiones deportivas. Los datos revelan que “hay una mayor incidencia de lesiones entre la segunda y tercera década de la vida”, nos informa María Mercedes Sánchez.

¿Cómo podemos evitar lesiones deportivas?

Como hemos visto anteriormente, hay muchísimos factores que influyen a la hora de lesionarnos, tanto intrínsecos como extrínsecos. Por tanto, “prestar atención a estos factores, así como a los factores nutricionales, el acondicionamiento físico, la técnica deportiva, etc. es lo que puede ayudar a prevenir las lesiones”, concluye la Dra. Yaiza Acosta.

Puedes saber más en el artículo sobre Cómo evitar lesiones en corredores .

  Referencias


Contenido elaborado por los especialistas del área de Información Científica de MARNYS con la colaboración de la Dr. Yaiza Acosta. Este artículo es informativo y no sustituye la consulta de un especialista.

Dra. Yaiza AcostaSobre la especialista

Dra. Yaiza Acosta @dra_saludable

La Dra. Yaiza Acosta es licenciada en medicina y cirugía, especialista en medicina física y deportiva por la Universidad de Barcelona, y especialista en nutrición y dietética aplicada. Además, ayuda a la divulgación de un estilo de vida saludable a través de sus redes sociales como @dra_saludable.

Especialistas en salud



DESCUBRE EL CATÁLOGO DE PRODUCTOS MARNYS