Unimos naturaleza y ciencia para cuidarte

Guía completa para cuidar las uñas

Guía completa para cuidar las uñas

Publicado: 4 diciembre, 2023 | 8'

Morfología, composición y funciones de las uñas

Las uñas se encuentran al final de los dedos (falange distal), estando rodeada de ligamentos y tendones, que ayudan a anclarla al hueso subyacente y que son esenciales para sus funciones mecánicas. La unidad ungueal (o unidad de la uña) consta de una placa ungueal, cuatro epitelios especializados (el pliegue proximal, la matriz, el lecho y el hiponiquio -que se encuentra debajo del borde libre de la uña y sella el borde distal-) y pliegues laterales (entre ellos la cutícula).

Las uñas se caracterizan por su aspecto brillante, liso, de consistencia uniforme, presentando cierta flexibilidad en su estructura. El lecho ungueal visible es rosado y el margen libre es blanco, presentando una ligera curvatura en la vista del margen libre.

Composición de la uña

  • Las uñas contienen elementos orgánicos (i.e. proteínas) e inorgánicos (i.e. calcio). De estos últimos la placa de la uña es rica en calcio, que existe en forma de fosfato en cristales de hidroxiapatita.
  • El carbono, el nitrógeno y el azufre son los elementos orgánicos que se encuentran en la lámina ungueal. El azufre es un constituyente del aminoácido cistina y es el responsable de la dureza de la placa de la uña.
  • El contenido en lípidos de las uñas es inferior al 5% y se encuentra principalmente en forma de colesterol y sus niveles están regulados por las hormonas. Los fosfolípidos contenidos en las uñas contribuyen a su flexibilidad.
  • La uña también está compuesta de queratinas, representando el 80% la denominada queratina “dura” y un 20% las queratinas epidérmicas. Las queratinas duras son las responsables que la uña sea más rugosa y resistente, ya que tienen un gran número de aminoácidos que contienen azufre, como la cistina, el ácido glutámico y la serina.

Funciones de la uña

  • Actúa como cubierta protectora de las puntas de los dedos de las manos y de los pies.
  • Mejoran la discriminación táctil de las manos y permiten precisión y delicadeza en las funciones de los dedos.
  • Las uñas de los pies contribuyen a su biomecánica.
  • Se utilizan para rascarse, aparte de diversas funciones estéticas.

Crecimiento y renovación de las uñas

crecimiento de las uñas

Las uñas crecen continuamente a lo largo de la vida y su ritmo de crecimiento depende de diversas condiciones fisiológicas, ambientales y patológicas.  La tasa de crecimiento de la uña relaciona tanto con el alargamiento longitudinal de la lámina ungueal, como su grosor.

La tasa de crecimiento de las uñas alcanza su máximo entre los 10 y los 14 años y, a partir de la segunda década, comienza un declive constante con la edad. En personas adultas las uñas de las manos crecen aproximadamente 0,1 mm al día, con una tasa media de crecimiento de 3,5 mm/mes. El crecimiento de las uñas de los pies es de 0,03 mm/día (un tercio comparado con las uñas de las manos).

El tiempo de regeneración de las uñas está entre 100 y 180 días (6 meses) en las manos, mientras que la de los pies es de 12-18 meses. Cuando las uñas presentan alguna afectación de su funcionalidad ejerce un efecto negativo directo en su crecimiento.

Problemas comunes de las uñas

Las anomalías de las uñas pueden ser de configuración, alteraciones de la superficie, modificaciones de la consistencia y anomalías de los tejidos blandos. Veamos las más comunes.

Uñas amarillentas: causas y soluciones

Las uñas muestran decoloración amarillenta a verde grisácea, presentándose en algunos casos la pérdida de la cutícula, engrosamiento y endurecimiento; así mismo, el crecimiento ungueal disminuye considerablemente. Las causas pueden ser por esmaltes o productos agresivos, y por el hábito de fumar.

Las recomendaciones generales son:

  • Limpiar profundamente las uñas y utilizar productos blanqueadores específicos que contengan componentes clorados, seguido de una hidratación adecuada.
  • El uso de la vitamina E está recomendado, así como hidratación intensa.
  • No utilices quitaesmalte en las uñas más de una vez a la semana, y preferiblemente sin acetona.
  • Lleva siempre calcetines limpios y deja los pies al aire fresco con frecuencia.

Uñas estriadas: causas y mejoras

Las estrías en las uñas, tanto verticales como horizontales, son líneas que se notan abultadas al frotar el dedo sobre su superficie. A veces, va acompañada de uñas quebradizas que pueden partirse ligeramente en los extremos y suelen ser más finas y propensas a romperse que las que no tienen las estrías pronunciadas.

Las causas pueden estar asociadas al envejecimiento o de los componentes fundamentales para formar uñas fuertes. También el hurgarse o morderse excesivamente las uñas, la exposición a productos químicos y a un exceso de humedad (i.e. peluquero o ama de llaves), uso frecuente de quitaesmalte, entre otros.

Algunas medidas recomendadas para contrarrestar esta situación son:

  • Usar productos hidratantes en las manos y las uñas, como cremas que contengan vitamina E o aceites vegetales.
  • Evitar remojar o exponer las uñas al agua o a productos químicos de limpieza durante un periodo de tiempo excesivo.
  • Usar guantes protectores cuando utilices productos de limpieza o friegues los platos.
  • Utilizar esmaltes remineralizadores y dejar “descansar” las uñas de esmaltes y quitaesmaltes agresivos durante algún tiempo.
  • Junto a una dieta balanceada ingerir complementos que contengan biotina, aminoácidos azufrados, entre otros.

Uñas que se deshojan: causas y soluciones

Las uñas que se deshojan o descaman tienen apariencia muy seca, y se van cayendo o “pelando” las diferentes capas que conforman la placa ungueal. Los traumatismos, cualquier otra exposición prolongada al agua, el uso excesivo de las uñas como herramienta, arrancar o despegar el esmalte de uñas, la aplicación de uñas postizas o acrílicas puede provocar la descamación.

Recomendaciones para evitar las uñas descamadas o deshojadas:

  • Si utilizas uñas postizas, es importante que retires con cuidado todo el recubrimiento de uñas, sin raspar ni tirar.
  • Protege las uñas aplicando un esmalte transparente.
  • Lima las uñas alrededor de las puntas de las uñas, en dirección curva.
  • Si pules las uñas debe hacerse en una sola dirección.
  • Utilizar humectantes diariamente y con más frecuencia si expones las uñas a contacto frecuente con el agua.
  • No uses las uñas como herramientas para coger o abrir objetos, puede debilitarlas.
  • Se recomienda incorporar hierro y biotina a la dieta o complementarla con suplementos alimenticios.

Uñas blandas o frágiles: causas y fortalecimiento

Las uñas quebradizas se caracterizan por un aumento de la fragilidad de la lámina ungueal, que se traduce en resequedad, fisuras, descamación y facilidad para quebrarse o romperse. Es una condición bastante común porque puede afectar hasta al 20% de la población, teniendo que las mujeres se ven afectadas dos veces más que los hombres.

Las causas más comunes figuran el envejecimiento, los traumatismos profesionales o la exposición a agentes químicos y el limado de la superficie de la uña. Las recomendaciones generales para evitar o mejorar esta condición son:

  • Utilizar cremas, ungüentos o aceites hidratantes.
  • Usar guantes para evitar el contacto con agentes irritantes y evitar limar la superficie de la uña.
  • Incluir en la dieta alimentos que contengan buenos niveles de biotina, hierro, zinc, queratina, L-metionina, L-cistina y vitaminas del grupo B. También puedes complementar la dieta con suplementos alimenticios que aporten estos ingredientes.

Consejos generales para el cuidado de las uñas

  • Hidrata continuamente manos y pies, especialmente después de lavarlos o al acostarte. Cuanto apliques el humectante, asegúrate de frotarlo alrededor y directamente sobre las uñas.
  • Bebe mucha agua al día, ya que las uñas suelen tener alrededor de un 18% de contenido en agua. Con la deshidratación las uñas se rompen con facilidad.
  • Consume una variedad de alimentos que incluya frutas, verduras, hortalizas de hoja verde y proteínas magras, que ayudan en la nutrición de las uñas y en su hidratación. También puedes complementarla con suplementos alimenticios.
  • Evita morder las uñas y las cutículas. Se recomienda que las cutículas no se corten, sino que con el objeto adecuado se empujen hacía atrás, evitando utilizarlo directamente sobre la uña.
  • Pule y lima las uñas en la misma dirección en que crecen.
  • No deben colocarse objetos afilados debajo de las uñas, ya que pueden romper el hiponiquio y afectar el sello o barrera de protección de la uña.
  • Mantén las uñas cortas, rectas y redondeadas para reducir al mínimo la superficie de la uña.
  • Con relación a los tratamientos de manicura es recomendable espaciarlos, aplicando un endurecedor de uñas y evitando el quitaesmalte con acetona.
  • Puedes utilizar aceites vegetales y baños de parafina en caliente, para aportar hidratación y suavidad extra a tus manos.
  • Disminuir la exposición de las manos al agua y utilizar jabones suaves.
  • Proteger las uñas usando guantes al entrar en contacto sustancias químicas.

Productos MARNYS para el cuidado natural de las uñas

La hidratación y el aporte nutricional son factores fundamentales para el bienestar de las uñas, requisitos que pueden ser proporcionados por los ingredientes que contienen los productos Marnys. Veamos cuáles son los recomendados para la belleza y bienestar de las uñas.

Aceites para el cuidado de las uñas.

  • Aceite de Jojoba: su exclusiva composición de ceramidas y tocoferoles (vitamina E), lo hace un hidratante y regenerador ideal para las uñas.
  • Aceite de coco: es un extraordinario emoliente que restaura la hidratación, sin dejar sensación grasa. Además, repara la firmeza y evita el quiebre de las uñas.
  • Aceite de Argán: aporta ácidos grasos Omega y gran cantidad de vitamina E, que favorecen la estructura y humectación de la uña, así como la protege por su capacidad antioxidante.
  • Manteca de Karité, Argán, Rosa Mosqueta y Caléndula: la combinación del karité con los aceites de argán y rosa mosqueta, multiplica las propiedades emolientes, antioxidantes y reparadoras de la estructura de la uña.

Nutricosmética. Piel, cabello y uñas.

  • Vitaminas y Minerales: contamos con una línea muy completa de vitaminas y minerales como lo es Vitahelp, que pueden favorecer el aporte nutricional de las uñas.
  • Beauty In & Out Elixir y cápsulas: estos dos productos aportan en formatos cómodos y fáciles de ingerir, los ingredientes que forman parte de la estructura normal de la uña como lo son las vitaminas del grupo B, los aminoácidos azufrados (L-cistina), omegas, minerales como el hierro y el zinc, así como antioxidantes como las vitaminas C y E.

Conclusiones:

El cuidado de las uñas es esencial para mantenerlas saludables y hermosas. Con los consejos proporcionados en este artículo, podrás mejorar la apariencia y firmeza de tus uñas. Recuerda seguir una rutina regular de cuidado y nutrición para obtener mejores resultados. ¡Disfruta de unas uñas saludables y radiantes!

  Referencias


Contenido redactado y revisado por los especialistas del área de Información Científica de MARNYS. Este artículo es informativo y no sustituye la consulta de un especialista.

PRODUCTOS DESTACADOS



DESCUBRE EL CATÁLOGO DE PRODUCTOS MARNYS